que es la diabetes

Cuidado de los pies del diabético

La enfermedad conocida como DIABETES MELLITUS afecta muchas partes del cuerpo, especialmente los pies. Es muy importante que el diabético preste especial cuidado a sus pies. Un pequeño problema en una persona saludable puede convertirse en uno severo en otra que padece diabetes. Los diabéticos pueden vivir mas tiempo, de una forma feliz y saludable, si cuidan de sus pies. La información que a continuación detallamos, puede ayudarle a comprender mejor su diabetes y la relación que guarda la misma con los pies.

¿Qué es la diabetes?

La diabetes surge cuando el cuerpo produce poca o ninguna insulina para poder llevar a cabo sus funciones. La insulina, substancia segregada por la glándula pancreatica, nos ayuda a convertir en energia el alimento que ingerimos. Esta condicion se puede desarrollar a cualquier edad.

¿Cómo afecta la diabetes a los pies?

Infecciones del pie

Esta es una de las complicaciones mas comunes que afectan el pie del diabético. La capacidad del diabético para combatir las infecciones del cuerpo disminuye debido a que la condición origina un deterioro inmunológico. Tratada a tiempo, la infección se puede combatir. Si se descuida, la misma puede causar ulceración, osteomielitis, gangrena y amputación. En los hospitales se estan tratando mas infecciones de los pies que cualquier otra complicación debido a la diabetes. Cada año ocurren de 35 a 40 mil amputaciones debido a la diabetes. Pudiera haber un 50% en la reducción de amputaciones si se recibiera un cuidado profesional adecuado de los pies.

Mala circulación (Enfermedad vascular periferal)

Se refiere a la pobre circulacion sanguinea que se origina al estrecharse las venas. La insuficiencia vascular es uno de los factores que mayor incidencia de infecciones genera en las extremidades del cuerpo.

Inadecuado abastecimiento del nervio (neuropatia)

Esta complicacion de la diabetes ocasiona disminución en la sensacion experimentada hacia el dolor y la temperatura. Puede ocasionar que el paciente no preste atención a un problema del pie. También puede ocasionar la falta de transpiracién del pie, lo cual conduce hacia una piel reseca que se agrieta con facilidad y puede infectarse. La debilidad muscular también puede presentarse debido a deformidades en los dedos del pie, y a callos en la bola del pie los cuales pueden infectarse.

Ulceras del pie

El paciente diabético corre un riesgo mayor de desarrollar úlceras en el pie. Una úlcera es una inflamación o infección en un lugar determinado de la piel. Si se trata adecuadamente, la úlcera  se puede evitar. Las úlceras pueden ser ocasionadas por:

  • Falta de circulación en el pie
  • Infección
  • Falta de tejido protector
  • Exceso de tejido calloso
  • Presiones ocasionadas por deformidad
  • Calzado inadecuado

Algunos problemas comunes del pie en el diabético ocasionados por un cuidado inapropiado

Problemas del pie del diabético

Problemas del pie del diabético

Uña enterrada o encarnada

El crecimiento anormal de la uña hacia dentro de la carne. Esto puede ocasionar una infección severa.

Hongos en la uña del dedo

Uñas resecas, duras y agrietadas con decoloración grisácea o amarillenta. Pueden separarse de la superficie de la piel.

Pie de atleta

Hongo causado por un organismo que vive en la piel y se nutre del calor y la humedad. TODA erupción de la piel necesita pronta atención para prevenir una infección bacterial.

Callos

Pequeñas áreas circulares que, por lo general, están localizadas sobre el dedo del pie y que se relacionan al uso del calzado apretado. Estos llamados dedos en martillo desarrollan una nueva presión en la punta y sobre el dedo, originando el llamado síndrome del tope.

Debilidad estructural

Existen tres consideraciones básicas:

  1. Buen cuidado preventivo del pie
  2. Evitar lesiones del pie
  3. Usar alzado adecuado

El cuidado del pie del diabético puede resultar complicado. Se requiere de un equipo de personas donde el cuidado prestado por el podiatra debe ser coordinado con los demás especialistas médicos.

Instrucciones para el cuidado del pie del diabético

Examine sus pies:
El cuidado diario del pie incluye limpieza y mantener scca el área, especialmente entre los dedos. De observar cualquier irregularidad se debe buscar pronta asistencia profesional.

Ejercicio regular:
De no existir otras complicaciones, caminar es el mejor ejercicio. Si tiene problema de equilibrio utilice un bastón.

Protección:
Nunca camine descalzo. Evite el agua de temperatura muy elevada 0 usar almohadillas o mantas calientes. N0 exponga demasiado la piel al sol.

Piel reseca:
Use crema o loción humectante diariamente para evitar la sequedad de la piel. Nunca aplique entre los dedos.

Polvo para los dedos:
Aplique polvo diariamente entre los dedos.

Uñas de los dedos:
Corte las uñas en forma recta. No corte en las esquinas. Si no tiene buena visión, no corte usted mismo sus uñas.

Nunca:
Nunca utilice navajas, cuchillos, tijeras 0 medicamcntos para rcmover callos 0 verrugas.

Alerta:
Observe si se presentan cambios como enrojecimiento, cortaduras, llagas, descoloración 0 grietas entre los dedos.

Higiene:
Practique una buena higiene del pie. Lave sus pies, diariamente, en agua tibia y un jabón suave. Séquelos bien, prestando mayor atención entre los dedos de los pies.

Evite:
Evite todo aquello que pudiera ocasionarle mala circulación de la sangre como fumar, sentarse con las piernas cruzadas y el uso de ligas en las piernas.

Calzado:
Se recomienda el uso del calzado de piel suave. Debe utilizarse un calzado cómodo a la configuración del pie. Las mujeres deben evitar el uso de calzado apretado y de tacón alto. Esto ocasiona presión y mala circulacion sanguinea. El calzado nuevo debe irse usando gradualmente para evitar la irritación de la piel. El primer día se utilizaran por espacio de dos horas y luego, una hora los días subsiguientes. Compre el calzado durante la tarde ya que el pie estará mas grande que durante la mañana.

Calzado para caminar:
El concepto del calzado para caminar se ha vuelto muy popular. Básicamente tienen tacón cómodo, son anchos para la bola del pie, espaciosos para los dedos y con cierto tipo de suela de goma. El calzado para caminar es un zapato de gimnasia modificado con suela firme y menos acojinado, lo cual mejora el soporte del pie.

 Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *