Juanetes

Los juanetes: Un mal común

Un gran porcentaje de la población mundial puede padecer de juanetes. No hay sexo ni edad que escape a este mal común de los pies. Sin embargo, hay mayor probabilidad que sea una mujer que sufra de juanetes por el uso de zapatos incómodos., tacones altos o puntiagudos.

Un juanete es una hinchazón crónica o deformación grave de la coyuntura del dedo grande del pie. La condición surge lenta pero de modo continuo y llega el momento en que la irritación por el roce del zapato se hace insoportable. Un dolor agudo, enrojecimiento del área e hinchazón siempre van asociados con los juanetes.

¿Como surgen los juanetes?

Deformidad del juanete

Deformidad del juanete

Los juanetes surgen de una debilidad en la estructura ósea del pie, muchas veces por una condición heredada. A causa de esa inestabilidad en las coyunturas y ligamentos que componen la estructura del pie, las coyunturas tienden a salirse de su alineamiento natural.

Aunque el calzado apretado o mal diseñado no son causas directa de los juanetes, un zapato incómodo hace insoportable la condición, en particular cuando el calzado ocasiona fuerte presión sobre la coyuntura desalineada. Con el paso del tiempo se agrava, y la artritis inflama más la coyuntura. Una vez colpasada la coyuntura, el dedo grande se moverá hacia el dedo anexo y se formará una deformidad ancha en la región metatarsal del pie. Con esa deformidad es fácil imaginar lo doloroso que sería meter el pie en un zapato y cómo el calzado podría irritar aún más la condición.

¿Qué debo hacer para curar mis juanetes?

Deformidad del juanete ya repada

Deformidad del juanete ya repada

Como norma para una buena salud de los pies es importante detectar los más temprano posible  una condición de juanete y que el podiatra diagnostique un remedio. El médico puede sugerir varios modos para evitar que la situación se agrave.

Una vez localizados los puntos de debilidad en la coyunturas del pie, se puede recurrir a ciertos ejercicios, un tipo de calzado distinto al usado rutinariamente, o quizás recetar una plantilla ortopédica para alinear de nuevo la inestabilidad de la coyuntura.

Si el juanete existe, el tratamiento puede incluir cambios a un calzado más ancho para aliviar la presión, medicamentos orales anti-inflamatorios, y si es una condición aguda, inyecciones en la coyuntura para bajar la inflamación.

Los rayos-X determinara? las fallas estructurales en el pie del paciente, su causa, severidad y magnitud de la deformidad de la coyuntura causada por el juanete. Las placas revelarán además si existen condiciones relacionadas.

Si el juanete no se alivia con estas medidas, es necesaria la cirugía. Previo a la intervención el podiatra hará una evaluación de la condición ósea, musculatura, circulación sanguínea y alineamiento de las coyunturas del pie para determinar cuál cirugía sería la más adecuada. Hay varias alternativas disponibles, casi todas desarrolladas por podiatras con vasta experiencia en su especialidad.

Médico y paciente trabajarán en equipo para logar la eliminación del juanete con la mayor prontitud y comodidad.

Switch to our mobile site