Las coyunturas deformadas por juanetes casi siempre son reparadas mediante la eliminación de una pequeña parte del huesto metatarsiano que está sobrecrecido.

Quizás se requiera que el cirujano estire los tendones del dedo gordo para realinear la coyuntura. Si esto no se logra, el médico hará una cortadura en forma de cuña, lo que enderezará el dedo.

En casos de deformidades severas, el podiatra tendrá que realizar una serie de operaciones para lograr el mejor resultado. Extraerá el hueso grande deformado en el lado del metatarso y realineará éste para reconstruir la coyuntura.

En algunos caso, el podiatra usará pequeños tornillos de acero inoxidable, alambras estirados, pasadores alfileres o grapas para aguantar el hueso en el lugar mientras sane la operación.

Debido a que los juanetes severos tienen alteración significante de la estructura normal del hueso, ocurre artritis de la coyuntura metartarsal del dedo grande. Estos casos requieren un recorte del hueso metatarsiano y uso de pesadores y alambres para realinear la estructura y remodelar la superficie de la coyuntura. Incluso podría requerir un implante de material plástico especial para servir de reemplazo a la superficie dañada.

¿Cuáles son los riesgos de la cirugía del juanete?

Su podiatra hará un examen cuidadoso de su condición para determinar qué procedimiento es más adecuado. Se examinará el sistema circulatorio del pie y el funcionamiento de los demás sistemas del cuerpo para asegurar una recuperación rápida y qué sanen bien los tejidos del pie luego de la operación.

(aquí dibujo)

Siempre hay algún riesgo de infección en toda intervención quirúrgica. De ocurrir, un tratamiento rápido y adecuado pone fin a cualquier peligro mayor. Otro riesgo es que el hueso operado demore en sanar. El podiatra seguirá de cerca el proceso de sanar mediante estudios de rayos-X, para detectar a tiempo cualquier problema. A veces ocurre una pequeña desalineación del dedo gordo mientras el hueso sana. Todos estos problemas pueden ser resueltos si su médico los trata con cortisona, ejercicios o terapia física. Por eso es tan importante las visitas periódicas después de la operación.

 Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *